Uma publicação da SAEP Sociedade de Análise Existencial e Psicomaiêutica logo SAEP
EDIÇÃO ESPECIAL Artigos de Meteorologia

 

ARTIGO

 

Factores Meteorológicos y Geográficos que Modifican el Clima
Ladislao Aranda

Introducción

En este trabajo veremos algunos aspectos relativos a los factores meteorológicos y geográficos que modifican el clima en la actualidad. Gracias a los considerables avances de la ciencia podemos conocer estos factores y medir con diferentes aparatos

Zonas climáticas

1- Elementos meteorológicos y factores geográficos modificadores del
clima.

La atmósfera es la capa de aire que rodea la Tierra y la acompaña en su movimiento de rotación, pues se encuentra unidad a ella por la atracción de la gravedad.

La troposfera es la capa de la atmósfera que se encuentra en contacto con la superficie terrestre, en ella se producen todos los fenómenos meteorológicos determinantes del tiempo y del clima.

Los elementos meteorológicos hacen que los elementos geográficos actúen de distinta manera en cada lugar de la Tierra.

2- Elementos meteorológicos.

La distribución de la temperatura en la troposfera depende de diferentes factores, entre los que se destacan:

- Los movimientos de la Tierra y la inclinación del eje terrestre: en la parte de la esfera terrestre que está frente al Sol, aumenta la temperatura, y en el lado opuesto, ésta disminuye.
- La redondez de la Tierra influye según la latitud: los rayos del Sol caen en forma casi vertical en la zona del Ecuador, pero por la esfericidad de la Tierra los rayos se reparten hacia los polos y can disminuyen en intensidad. Por eso, a medida que nos alejamos del Ecuador, disminuye gradualmente la temperatura.
- La altitud: la temperatura disminuye un grado cada 180 metros de altura. Por esa la temperatura va disminuyen a medida que ascendemos una montaña.
- El distinto comportamiento de la tierra y en el agua en lo que respecta a la absorción y a la radiación del calor: las diferencias entre el día y la noche o entre el verano y el invierno son mayores sobre la superficie de los continentes que en los océanos.
- La acción de los vientos: los vientos cálidos o fríos aumentan o disminuyen respectivamente al temperatura del aire de las áreas sobre las cuales ejercen su influencia.
- La vegetación: los suelos que carecen de la vegetación se calientan mucho más que el de aquellas áreas provistas de ella.

3- La presión atmosférica.

La presión atmosférica es la presión que ejerce la atmósfera sobre la superficie terrestre.

La presión del aire se puede medir con distintos instrumentos, el más antiguo es el barómetro de mercurio. La unidad de medida es la hectopascal.
La presión atmosférica varía con la altura y la temperatura, el día y la noche, en el verano y en el invierno. También varía con la altura, porque a medida que ascendemos desciende la presión, pues la capa de aire es menor, o menos densa.

La temperatura hace variar el peso del aire pues cuando se calienta, el aire se dilata, tiende a ascender y por lo tanto ejerce menor presión sobre la Tierra.

En cambio cuando el aire se enfría ocurre lo contrario y tiende a descender, ejerciendo entonces mayor presión.

4. Los medios naturales o climas del globo.

El conjunto de nuestro planeta se halla dividido en varias zonas climáticas o medios naturales, que presentan unas características térmicas, pluvio-métricas y de vegetación determinadas. Las diferencias de una zona climática con otra se da generalmente por la variación de la latitud, es decir, por la distancia al Ecuador.

5. Los medios o zonas de clima cálido.

6. Clima cálido ecuatorial.

Existen tres zonas en que este clima domina:

- En América, la cuenca del Amazonas y gran parte de América Central.
- En África la cuenca del Congo, la costa noreste del golfo de Guinea y la costa este de Madagascar.
- La mayor parte de las islas del sureste asiático.

Estas zonas tienen todo el año temperaturas elevadas y lluvias muy abundantes (entre 1500 y 2000 mm anuales), casi diarias. Hay por lo tanto una sola estación climática caracterizada por el calor y la humedad.

La elevada humedad permite una vegetación exuberante. El paisaje que caracteriza este medio es el bosque denso o selva ecuatorial, formado por árboles de distintas clases como caoba, ébano y teca. La vegetación se dispone en varias alturas o pisos: desde los matorrales bajos hasta los árboles gigantes que pueden llegar a alcanzar los cincuenta metros. La fauna está compuesta por aves, grande monos, serpientes gigantes, papagayos, loros y multitud de insectos.

7- Clima cálido tropical.

El calor es aún intenso cuando nos alejamos del Ecuador hacia el norte o hacia el sur. Este tipo de clima se encuentra en la siguientes zonas:
- Predomina en la mayor parte de América del Sur América Centra y las Antillas. En América DEL Norte sólo ocupa la parte más meridional.
- En África ocupa un amplio territorio en torno a la línea ecuatorial, aproximadamente hasta los 20º de latitud norte y sur.

Si bien las temperaturas son elevadas, poseen mayor amplitud térmica y tienen lluvias menos abundantes, que se producen preferentemente en verano.

El bosque tropical es menos denso que la selva ecuatorial y posee menos especies arbóreas; con la disminución de la temperatura se empobrece la diversidad de la vegetación progresivamente.

El paso de la selva siempre verde, al bosque seco se hace por transiciones lentas.

En las zonas donde la estación seca es prolongada en intensa, se forma la sabana. En estos lugares los árboles crecen en isletas, alejados unos de otros porque el suelo no contiene suficiente agua para soportar vegetales que estén en estrecha competencia por la humedad. En los espacios libres de árboles, crecen pastos altos.

Una gran variedad de animales habita las zonas de bosques y sabanas tropicales: los grandes herbívoros; búfalos, antílopes, jirafas, gacelas, cebras, que son presa de los grandes carnívoros; leones, panteras, jaguares y leopardos.

8- Clima subtropical.

Son climas intermedios entre los cálidos y los templados. Existen dos variedades:

a. Subtropical con estación seca.
b. Subtropical sin estación seca.

El primero presenta una estación seca, el verano. En el segundo, en cambio, llueve durante todo el año.

En ambos casos, los veranos son cálidos y los inviernos tibios, aunque el subtropical con estaciones seca presenta mayor amplitud térmica y algunos rasgos de aridez. En este último, los violentos chaparrones erosionan el suelo, lo que sumando a la sequía estival, hace poco favorable el desarrollo de la vegetación. Existen sin embargo un tipo de vegetación que se adapta a este ambiente, por poseer hojas persistentes y una gruesa corteza: incluye el laurel, olivo, encima y alcornoque. A este clima se han adaptado plantas carnosas y palmeras, y se desarrollan con facilidad los olivos, naranjos y granados. Hay también algunas coníferas como pinos y cedros.
La fauna no es rica en especies por las características señaladas y por el deterioro ambiental causado por sus habitantes. Entre los carnívoros se destacan el lince, el lobo y el zorro, y entre los herbívoros se destacan ardillas, el castor y el conejo. Los suelos para le cultivo son pobres, poco profundos y discontinuos.

El clima subtropical sin estación seca tiene una vegetación, fauna y suelo semejante a los del bosque tropical.

9- Clima monzónico.

Este tipo de clima se encuentra en el sureste asiático. Su principal característica es la diferencia del régimen de lluvias a lo largo del año.

Las temperaturas son en general elevadas aunque existe una clara diferencia entre el verano y el invierno. Las lluvias son desiguales a los largo del año: durante el verano, la altas temperaturas provocan una intensa evaporación en las zonas marítimas ecuatoriales. Estas masas de aire húmedo son arrastradas por los vientos procedentes del suroeste hacia el interior de Asia, provocando elevadas precipitaciones. Durante el invierno, la enorme masa continental de Asia se enfría intensamente, provocando vientos fríos y secos, llamados monzón de invierno.

La vegetación de Asia monzónica tiene características semejantes a la de la selva amazónica durante el período de lluvias y se va degradando hasta formar sabanas durante la época de disminución de las precipitaciones pluviales.

10- Clima desértico.

Existe en varias zonas d suelos arenosos pedregosos que, por falta de lluvias, tiene muy escasa vegetación o carece completamente de ella.

La característica más importante de esta región es la ausencia casi total de lluvias y una enorme evaporación. Los desiertos ofrecen grandes contrastes de temperatura entre el día y la noche, pude alcanzar los 50º durante el día y bajar 0º por la noche. Esto se debe a la falta de humedad atmosférica y la ausencia casi total de la vegetación, que impide la retención del calor durante la noche. La temperatura varía también entre el verano y el invierno, debido a la inclinación de los rayos solares en estas dos estaciones.

En estas condiciones la vida es precaria: dominan las rocas, los pedregales y las arenas. La vegetación es pobrísima. Sobreviven en este medio los arbustos, matorrales y otras plantas xerófilas, es decir, adaptadas a la sequedad: de raíces inmensas y profundas, cortezas acorazadas contra la evaporación, hojas pequeñas, a veces transformadas en espinas, o bien con tejidos pulposos, repletos de agua.

La fauna, aunque reducida, trata en lo posible adecuarse al medio. Podemos encontrar gacelas, antílopes, camellos, chacales. Hienas y algunas variedades de pájaros, reptiles e insectos.

Tiene dos variedades:

1- Desértico cálido.
2- Desértico frío.

11- Clima templado.

Este clima se localiza entre los trópicos y los círculos polares. Aquí son las temperaturas y no las precipitaciones (como ocurre en los climas cálidos) las que definen netamente las estaciones.

12- El clima templado oceánico.

Tiene inviernos suaves y frescos. Las lluvias son abundantes y se reparten a lo largo del año. Son frecuentes las nieblas y las brumas. No obstante, este tipo de clima es muy variable, en un solo día pueden sucederse varias veces, las lluvias y los cielos despejados con sol.

Sus formaciones vegetales exigen mucha humedad. Las principales son: el bosque de hojas caducas (robles, hayas) y el brezal de matorrales (brezos, tojos y helechos).

Este clima húmedo y suave es favorable al desarrollo de pastizales y bosques de árboles frondosos de hojas anchas que por lo general caen en otoño (caducifolias). Entre las principales especies arbóreas de la zona se encuentran las hayas, robles, arces, tilos, fresnos, abedules, olmos y castaños.

Este tipo de bosques ha disminuido considerablemente en la actualidad, en consecuencia de la ocupación del suelo por los cultivos impuestos por el hombre.

Dentro de los herbívoros se destacan los ciervos, jabalíes y Bisontes, y entre los carnívoros el osos pardo, el tejón, el jabalí, el lobo y el puma. No hay gran variedad de aves, ocupa diversas áreas:

a- En el hemisferio Sur, existe una extensión reducida en la costa meridional de Chile, las islas de Tasmania y Nueva Zelanda.
b- Las costas atlánticas de Europa y Norte América.

13- El clima templado y continental

Se extiende por el interior de los continentes, entre los 40º y 60 de latitud, en zonas donde no llegan los vientos de oeste.

En el Hemisferio norte abarca parte de Europa central y oriental, la zona templada de Asia y gran parte de América del Norte.

Presenta grandes diferencias de temperaturas entre el invierno y el verano. Los invierno son muy largo y fríos, con temperaturas medias inferiores a 0º C. Y abundante nieve. Los verano, por el contrario, son cortos y calurosos, con ocasionales lluvias.

14- El clima templado

Este tipo de clima se da entre el oceánico y el continental. Posee praderas o formaciones herbáceas en algunas zonas y cuando se acentúa la sequedad se pasa a la estepa, una pobre formación herbácea que anuncia el desierto.

Las estepas y praderas alojan animales que corren muy velozmente y cavan sus viviendas bajo el suelo. La falta de árboles impone estas condiciones de vida. Entre la fauna se destacan los zorros, águilas reales, gacelas, antílopes, marmotas, lobos, coyotes, bisontes, ardillas, liebres y perros de la pradera.

En América del Sur la fauna está compuesta por guanacos, ñandúes, martinetas, perdices y vizcachas.

15- El frío polar.

Se extiende por ambos casquetes polares y en zonas próximas. Tiene unos inviernos muy largos y fríos que duran unos nueve meses. Las temperaturas alcanzan los -50º C e incluso los -30º C. El intenso frío hiela el suelo en profundidad.

Los veranos son muy cortos y frescos. Duran un par de meses y las temperaturas medias no sobrepasan los 10º C. Por ello el suelo solo se deshiela en la superficie. Las precipitaciones son escasas (200 mm de media anual) y casi siempre caen en forma de nieve.

16- El frío continental.

Se extiende al sur del interior, pero sólo en el hemisferio norte. Posee invierno extremadamente fríos, veranos sensiblemente cálidos y marcada amplitud térmica.

Debido a que los inviernos son muy fríos, el bosque de hojas caducas cede el sitio al bosque de coníferas, que se extiende al norte de Canadá, la península Escandinava, Finlandia y Rusia, donde se conoce también con el nombre de taiga. En él predominan las coníferas, a causa del clima, y sobre todo, de la duración y crudeza de los inviernos. Dentro de éstas se destacan los pinos, abetos, piceas y alerces. Hacia el sur ya aparecen especies caducifolias: abedules, álamos y sauces.

Los animales son los mismos que en la tundra. Entre los herbívoros de destaca el alce.

17- El frío oceánico.

Presentan inviernos relativamente moderados y veranos frescos, por la acción oceánica.

Llueve durante todo el año. La vegetación en América del Sur desarrolla el bosque frío. En él encontramos árboles de }gran porte como coihúe, maitén, canela, coníferas como la araucaria o pino, alerces y cipreses, y un sotobosque formado por helechos, plantas con flores vistosas, musgos y líquenes. La fauna no es muy rica. Se destacan principalmente el huemul, los roedores, las aves y el puma.

18- El medio o clima de la montaña.

En casi todas las latitudes existen sistemas montañosos que tienen este medio climático. Se caracteriza por el descenso de la temperatura con la latitud (un grado por cada 160 metros) y por la abundancia de precipitaciones. Las masa de aire, al ascender, se enfrían y condensan su humedad en forma de lluvias o de nieve. Pero también existen sistemas montañosos con precipitaciones escasas en el interior de algunos continentes, como el de Himalaya.

La vegetación varía según la latitud en que se encuentran las montañas
Y se ordena por pisos.

Las montañas tienen una fauna poco abundante. En las faldas viven siervos y jabalíes. En los pisos más altos la fauna escasea aún más: hay marmotas, rebecos y grandes aves rapaces.

Ladislao Aranda


Inscreva-se nos Cursos à Distância:

Curso de Introdução ao Existencialismo

Curso Diálogo Socrático e Psicoterapia Existencial

Estude sem sair de casa

LIVROS RECOMENDADOS


Copyright ©1999 - Todos os direitos reservados à SAEP - Sociedade de Análise Existencial e Psicomaiêutica. Webmaster: Jadir Lessa jadirlessa@easyline.com.br   

SAEP: Rua Conde de Bonfim, 370 Sala 1004 - Tijuca - Rio de Janeiro - RJ - CEP 20520-054 - Telefax (021) 264-8615